Páginas vistas en total

domingo, 5 de noviembre de 2017

Micronaciones: Reino del Norte de Sudan


Vídeo, mejor explicado

Un gran problema que atraviesan las micronaciones para ser reconocidas como tal es la falta de un territorio estable y físico donde pueda hacer vida su nación, muchas de las micronaciones que hemos repasado hasta ahora se encuentran establecidas en un territorio que ya posee dueño.

De hecho, si nos ponemos a pensar, no quedan muchos sitios en el planeta como para fundar una nación nueva… o tal vez sí.

Existen dos sitios en el mundo que “legalmente” no le pertenecen a nadie, uno de estos sitios es la Tierra de Mary Bird, ubicada en la Antártida, pero que debido a sus gélidas temperaturas es imposible siquiera colocar una bandera en este sitio, razón principal por la que no le pertenece a nadie.

Y la segunda opción en un pequeño territorio en África, llamado Bir Tawil que en español significa “Pozo de Agua” , es una extensión desértica de unos 2060km cuadrados que se encuentran ubicados entre Egipto y Sudan. ¿Y porque digo que no les pertenece a nadie?, pues porque esta, al igual que la tierra de Mary Bird son “Terra Nullius”, es decir “Tierra de Nadie”.


Bir Tawil oficialmente no le pertenece a nadie debido a una disputa entre los dos países con los que hace frontera, Egipto dice que Bir Tawil le pertenece a Sudan y que a ellos les pertenece el Triángulo de Hala’ib, la cual es otra zona en disputa, pero la diferencia es que esta tiene grandes recursos de hidrocarburos. 

Por su parte, Sudan afirma todo lo contrario, ellos dicen que les pertenece el Hala’ib y Bir Tawil es de Egipto. El caso es que ninguno de los dos países reconoce que les pertenece Bir Tawil ya que este no tiene nada más que arena y montañas secas, de hecho, no vive ni una sola persona allí, solo existe un pequeño pozo de agua en medio del calor. 

Muchas personas vieron esto como una oportunidad de tener su propio país, muchas páginas, banderas y pasaportes se hicieron con el nombre de Bir Tawil, pero ninguno toco sus tierras ninguna vez o clavo una bandera; Hasta que llego Jeremiah Heaton. 


Jeremiah, quien se autodenomina Rey, es un estadounidense proveniente de Virginia quien viajo a Bir Tawil en una caravana y clavo una bandera, pero sus razones van más allá que las de proclamarse rey. 

Jeremiah tiene una hija llamada Emily quien toda su vida había soñado con ser una princesa de Disney, su padre destrozado al ver que el sueño de su hija era algo imposible para ella decidió ayudarla, hizo una bandera con sus dos hijos muy parecida a la bandera actual del Estado de Virginia, compro unos boletos hasta África, voló medio océano, recorrió el ardiente desierto hasta poder reclamar Bir Tawil como suyo, y su primer decreto fue… Que su hija fuera la Princesa. 

La emoción invadió a Emily y al resto de su familia al ver todo lo que su padre hizo por ella con tal de que pudiera convertirse en una princesa de las que tanto había soñado. 

Emily decidió llamar a su país “El Reino del Norte de Sudan”, posteriormente, anunció la creación de embajadas del reino en otras partes del mundo y junto a su padre plantearon construir una nueva nación basada en la ciencia, ecológica y energéticamente sostenible, que garantice el alimento para sus ciudadanos y que brinde libertad financiera y digital. 


Sudan del Norte sería algo así como un laboratorio viviente para el desarrollo de nuevas tecnologías en el campo de la agricultura y las fuentes de energía del mañana, aunque de momento solo se han hecho planteamientos. 

La idea fue muy apoyada en internet, e incluso Egipto y Sudan no mostraron interés en el tema ya que prácticamente este trozo de tierra es un estorbo para ellos, aunque este no es motivo suficiente para reconocer al Reino como un estado soberano. 

La historia fue tan impactante que la compañía Disney propuso adoptarla en una película, es decir que Emily además de ser princesa, tendría su propia película al más puro estilo de Disney, aunque en realidad no se escucharon más noticias sobre esto. 

También cuentan con planes para “Alimentar a la gente en África” y crear un comercio libre y digital, que ha sido tomado como un medio para convertirlo en un paraíso fiscal. 

Sudan del Norte cuenta con una página oficial. En esta se muestran todos los proyectos y planes de gobierno propuestos por Jeremiah, además de noticias, fotos, declaraciones, historia e incluso una zona predispuesta para las donaciones que pueden ir de 100$ a 1000$ dólares, y créanme que hay gente que los paga con tal de que se haga este proyecto de país. 

Pagina Oficial: https://www.kingdomsudan.org/ 

También poseen un canal de YouTube para que puedan indagar un poco más sobre esta increíble micronación, fundados bajo los sueños de una niña pero con un futuro que pueda ser de ejemplo para muchos otros. 

Gracias por leer
ThepOllo


No hay comentarios:

Publicar un comentario